domingo, 18 de abril de 2010

Reglas del Adobe


Cuatro Reglas Básicas del Adobe


María Elena Troncoso, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Bienes Culturales de la Iglesia Católica sostiene que los maestros que eran expertos en construir con adobe, aunque no fueron a la universidad, sabían construir según reglas ancestrales que no se han respetado en la mayoría de los casos, causando los daños y derrumbes que hoy lamentamos.

Es absolutamente necesario conocerlas y respetarlas, especialmente en edificios de valor patrimonial o histórico:

1 Techos pesados, de vigas de roble y tejas de greda, para amarrar los muros. En la inmensa mayoría los techos fueron cambiados por materiales más livianos. Este cambio también produjo, entre otras, el derrumbe del cielo de la Basílica de San Francisco de Asís, en Italia, construida en piedra.

2 Protección de la humedad, aislando los muros del contacto con el suelo: lo que se logra con una base o cimiento de bolones de piedra, encima dos o tres hileras de ladrillos, que trabajan como secante, y, encima el adobe, sin contacto con el suelo. Y canaletas con ripio como drenaje alrededor de todo el edificio.

3 Mantener el diseño original, sin modificaciones. Gran parte de los derrumbes se debe a ampliaciones, apertura o ampliaciones de puertas o ventanas, debilitando la estructura y sin los refuerzos adecuados.

4 Reparar el adobe con adobe, o materiales compatibles, como madera u otros elementos colocados para reforzarlo pero igualando y respetando la elasticidad del adobe frente a los movimientos sísmicos.

Si el adobe es el material de construcción de bienes patrimoniales, o de valor histórico o local, debe ser respetado para proteger la veracidad histórica del edificio, principio básico del Patrimonio.

El desafío es diseñar un criterio común de intervención con elementos que refuercen los muros sin destruir la veracidad histórica de los edificios.

Foto: Casa Fundacional de Sauzal (Siglo XVIII)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada